BIENVENIDO NAVEGANTE A ESTE LUGAR PERDIDO DE MI GALAXIA

miércoles, 21 de marzo de 2007

La Espera














Era una tarde gris y opaca..Una de esas tardes en que el ánimo se nos decae y queremos que llegue rápido la noche..Raúl me había llamado citándome en su departamento a las seis.Imaginé que quería ultimar los detalles de nuestra separación, lo que hizo que la niebla espesa que cubría la ciudad me deprimiera aún más..Salí de mi casa bastante temprano, ya que la idea de esperar hasta la hora pactada me desesperaba..Cuando llegué el departamento, este lucía vacío y silencioso. Había utilizado, quizás por última vez, la llave que Raúl me dio cuando el amor nos sonreía..Mientras esperaba, decidí prepararme una taza de té, y me senté cerca de la ventana..Quería entretener mi atención y no pensar en el mal rato que seguro me esperaba..Afuera veía a la gente pasar apurada, una niñita que regresaba del colegio, una viejecita jalando su perrito caprichoso, un par de enamorados parándose a cada rato para besarse..Eso me entristeció aún más..Enfrascada en mis pensamientos, no me dí cuenta de que las horas pasaban, y que ya un manto negro cubría la ciudad--.Miré mi reloj y vi que marcaba casi las 8 de la noche.¿Qué habrá pasado pensé? Raúl es siempre muy puntual..Bueno, quizás algún percance..¿Pero por qué no había llamado? Molesta me paré y me dispuse a retirarme, cuando sentí la llave hacer click en la cerradura de la puerta. Pasaron unos segundos que me parecieron eternos. De pronto, entre las sombras de la habitación, vi aparecer a un viejecito, todo arrugadito y apoyándose en un bastón..Caminaba con bastante dificultad y vi en su cara el asombro de verme..Me sentí incomoda, como si estuviera irrumpiéndo en la intimidad de alguien que no conocía..- Lo siento estaba esperándo a Raúl.No sabía que tenía huéspedes.. -Raúl..Raúl soy yo--Me contestó.. Seguro es una confusión señor, mi amigo es un poquito más joven que ud.. ¿Y quién es ud.?.- Me preguntó- Yo. yo soy Amalia, Amalia Aguirre..¿ Amalia? Repitió desconcertado..No puede ser Amalia hace mucho tiempo que desapareció y nunca más volví a saber de ella..Es más, ella quedó en venir un día a verme un día hace mucho tiempo ya, pero nunca llegó.. Debe de haber una confusión..señor.. Confusión..La suya señorita.. De repenté sentí una opresión en el pecho. El aire ya no llegaba a mis pulmones..Sin saber qué hacer miré distraída la esfera de mi reloj, y cuál no sería mi sorpresa cuando vi que  marcaba 21 de Marzo 2013..Miré otra vez la cara ajada del viejecito y entre los pliegues de sus arrugas adiviné los hermosos ojos de Raúl.
............................................................. ......
 Imágen Jack Vettriano

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Entre los pliegues de sus arrugas adiviné los ojos hermosos de Raúl...Esa frase me gusta! salud por tu nueva creación,
Michelle

Como Pompas De Jabón dijo...

¡¡¡¡ Te descubrí!!!! pero que callado te lo tenias...lo del nuevo blog y.... ¡¡¡ que tienes la formula de la eterna juventud!!! ahhhh pasala amigaaaaaaa ja,ja..
Bueno no doy a basto siguiendote, ya no se si te dejo comentarios o no, si ya entre en el blog o no ja,ja,ja.....buena semana mi plurifacetica amiga

brian martinez dijo...

Que escalofriante final, se me eriso la piel, muy buen cuento, encantador desarrollo y final, me gusto mucho.