BIENVENIDO NAVEGANTE A ESTE LUGAR PERDIDO DE MI GALAXIA

lunes, 15 de julio de 2013

tardes de café




 La encontré por casualidad, una de esas tardes de ocio, deambulando por viejos bazares de cachivaches..Desde que la vi supe que había algo especial en ella. Era como si despertara en mí, olvidadas sensaciones de juventud, algo imperceptible. Casi mágico.. Así que sin pensarlo dos veces la invité a tomar un café... Pero como no podía llevarla a la casa, sería la comidilla de los chismes de mi hermana y sus amiguitas, decidí llevarla al antiguo apartamento de la ciudad..  Ya nadie lo usaba y creo que hasta se habían olvidado de su existencia..Así que arreglé como pude el destartalado departamentito y esa misma tarde, estaba todo listo para recibirla.Hasta había encontrado un lindo mantelito para la salita y unas bonitas tacitas que le hacían juego...Al principio, ella hablaba muy poco y se limitaba a escuchar mis viejas anécdotas de solterón empedernido y mis relatos de viajes a países lejanos..Pero con el tiempo ella fue desinhibiéndose  y contándome un poco más de su vida, de su trabajo de sus largas horas probándose vestidos, de  las charlas interminables de las clientas y de todo lo que había aprendido escuchándolas y sobre todo de su inmensa soledad, ..Yo la escuchaba embobado y a veces me atrevía a acariciar su pálida piel..Otras veces ponía música y bailábamos al son de lánguidos boleros..Aquellas tardes de café y charla se habían vuelto imprescindibles para mí y a las cuatro, lloviera o tronara. Estaba allí para ella..Pero un día que venía presuroso a cumplir con nuestra cita.. Al abrir la puerta me di con la sorpresa que el apartamento estaba totalmente vacío ..El corazón se me paralizó y salí corriendo, con todo lo que mis viejas piernas me permitían, a buscar un taxi..A la media hora, -casi  había hecho volar al pobre taxista- entraba en el amplio hall de la casa y desesperado empecé a buscar a mi hermana..-Adela. Adela- Gritaba. Al rato, mi hermana  salió del invernadero y me preguntó angustiada..-Pero Héctor, qué gritos son esos..¿Qué ha pasado?. Adela no sabes..Han vaciado el departamento..Alguien se ha llevado todo..Hay que llamar a la policía. Mi hermana esbozó una sonrisa y me dijo..cálmate hermano, lo que pasa es que finalmente decidimos alquilarlo. Total ya nadie va y bueno la platita no está de más..Quise decírtelo, pero ya nunca te veo..Escuchándola a medias le grité y el maniquí..El Maniquí..-¿Cuál maniquí ?..A sí, ese viejo trasto inútil, pues lo boté a la basura..¿Qué has hecho hermana sollocé, ya sin escucharla… Ya no lo veré más ..Ya no veré más a mi dulce amiga!..Arruinaste mis tardes de café!- Grité-  mientras sentía que gruesas lágrimas corrían por mi mejilla....

ilustración..composición fotográfica de mí inspiración
de mi album photographias

7 comentarios:

Anónimo dijo...

una escalofriante y triste historia..felicitaciones..saludos miguel..

Anónimo dijo...

una fantasia.muy interesante tu estilo..mariela

brian martinez dijo...

que triste historia y a la vez atrapante ,creo que uno gracias a la triste soledad se siente acompañada de ella y la angustia invade cada parte de nuestro cuerpo.
PD: soy brian martinez

Anónimo dijo...

Trieste sigue así

Anónimo dijo...

Perfecto triste

martha hubner dijo...

MuY bueno y creativo, me cautivo totalmente.

Rafael Cabezas dijo...

Si que es bueno, tanto que mi hijo de doce años lo ha plagiado diciendo que es suyo, para su desgracia lo hemos pillado, tendrá consecuencias, pero buen relato.