BIENVENIDO NAVEGANTE A ESTE LUGAR PERDIDO DE MI GALAXIA

sábado, 13 de febrero de 2021

Encuentro Nocturno-Cuento del Día de Sn. Valentin



A esa hora los pasillos del hospital estaban casi vacíos, silenciosos y casi en penumbras...Pacticamente a tientas llegué hasta el depósito de medicinas y al pulsar el interruptor de la luz, un resplandor blanquecino bañó todo el recinto...Busqué una escalera para alcanzar los productos que necesitaba y al fin pude hacerme con los frascos de las medicamentos para mi paciente...Cuando descendía los escalones, y estaba ya bajando, inesperadamente sentí unas manos cálidas trepando por mis piernas, acariciando mis pantorrillas, sorprendida quise gritar y bajar rápido, pero de repente la escalera se movió y sentí que caía al vacío...Durante una fracción de segundo el pánico se apoderó de mí, y sentí que flotaba en la nada, pero al final un par de brazos fuertes me recibieron y un beso ardoroso calló mis temores...Entonces como por arte de magia toda mi piel se erizó y ya no supe de mí...Cuando abrí de nuevo los ojos, vi la cara sudorosa de mi marido diciéndome -¡Ey mujer despierta. Despierta que no me dejas dormir con tanto barullo!! ¡que te mueves y tartamudeas entre sueños!....Lo miré aletargada y seguí pensando en aquel hombre imponente y en el sabor de sus besos....Al amanecer me levanté y aún con el recuerdo latente de esos momentos de pasión robados, y con esa sensaciones en mi piel me fui a trabajar...Y durante todo el día me mantuve bastante ocupada, aunque tratando de adivinar al personaje de mis ensueños en cada rostro que se me acercaba....Esa noche me acosté temprano con la ilusión de encontrarme de nuevo con él, pero pasaron las horas y el sueño no vino...Ya era casi la medianoche, cuando sentí que mi cuerpo se volvía más liviano y una voz ronca susurraba melodías en mis oídos...Abrí los ojos, y allí estaba él, echado junto a mí, rozando su piel desnuda con la mía, besando cada rinconcito de mi cuerpo cansado, reavivándome y haciéndome estallar de dicha en una fiesta de colores y burbujas...No pude más y me abracé fuerte a él temiendo perderlo de nuevo y acariciando ansiosa su cuerpo oloroso hasta casi perder la razón...Las horas felices pasaron volando, y el amanecer tristemente llegó de nuevo; entonces fue la voz lejana de mi esposo que me sacó de aquel delirio...Lo miré desconcertada sintiendo aún el calor de otros brazos y me levanté sin decir nada...Otra jornada de trabajo me esperaba y ese día hice lo mejor que pude mis labores...Y otra vez esa noche, vestida y desvestida con mis mejores galas y llena de ilusión y deseos busqué de nuevo a mi amante nocturno, pero las horas pasaron y no volvió a aparecer... Ya casi al amanecer sentí de nuevo que unos brazos me estrechaban y loca de alegría me rendí a ellos, solo que esta vez, eran las manos ansiosas de mi marido que recorrían mi cuerpo...Entonces me entregué resignada a aquel momento de pasión pero soñando con mi amante imaginario...

Ilustración Ray Caesar

miércoles, 3 de febrero de 2021

El Circo





El mismo día en que Fernanda cumplió ocho años vino el circo al pueblo... Hiizo su entrada triunfal , desfilando por las calles principales en un memorable espectáculo lleno de colores y alegría..Los disfraces de los participantes y los animales fantásticos, hasta ahora nunca antes vistos y la música exótica hicieron las delicias de todo el mundo..Asistir a ese espectáculo era el regalo ideal  para el  cumpleaños de Fernandita..Y ell abuelo y los tíos prometieron llevarla a la primera función....El alboroto de los  demás pueblerinos también  era grande y no veían las horas de ver transformarse de nuevo a la mujer sapo, así como también se habían encandilado con la hermosa bailarina y sus malabares con la sombrilla, pero lo que más llamaba la atención era ver al gato negro desaparecer mientras fumaba un puro…
Así fue que en cuanto se instaló el circo, empezaron a formarse larguísimas colas para asistir  a tan peculiar representación...El abuelo, ni corto ni perezoso, también se apostó tempranísimo frente a la boletería del circo, decidido a asistir ese mismo día a tan memorable  show, y aunque no consiguió entradas para la tarde, si pudo comprar tickets para la función de la noche…
-Y espero que no te duermas Fernandita- Le dijo a la pequeña  mientras tomaba su cafecito en la terraza..
 A la hora indicada ya todos estaban listos y emperifollados salieron rumbo a su destino..
Las tiendas del circo quedaban lejísimo del pueblo, casi en medio de un bosque, como se diría en medio de la nada, y tardaron un buen rato en llegar...Cuando ya se instalaron debidamente en la enorme carpa de listones amarillos y rojos, el tio Clemente fue a comprar las palomitas de maíz y las golosinas para amenizar la *soirée.. Al poco tiempo las luces se apagaron y la voz potente del maestro de ceremonias llenó cada rincón del lugar, anunciando la primera actuación de la noche..La gente aplaudía entusiasmada  mientras veían salir a escena a las bailarinas sobre lustrosos caballos haciendo temibles piruetas..Luego fueron los payasos quienes se encargaron de hacer las delicias de la audiencia con sus locas ocurrencias...Más tarde fueron los equilibristas los que arrancaron exclamaciones de asombro al público.. Ya cuando habían desfilado todos los maravillosos artistas del circo, y ya la gente había gozado y aplaudido a rabiar tan excelente presentación, inesperadamentelas luces se apagaron y un silencio sepulcral se instaló en el lugar...Todos los presentes se sorprendieron y sintieron que algo malo pasaba, y ya  empezaban a emprender la retirada, pero no tuvieron ni tiempo de pararse cuando ya un sopor los invadía llevandolos a un sueño pesado y ya no supieron de ellos...
Cuando el abuelo y la niña se despertaron estaban en una enormes jaula junto con otros de los asistentes de esa noche en el circo..No pudieron localizar a los tios, pero vieron como algunos eran sacados de las jaulas y luego de obligarlos a beber algo los disponían en filas como para sacrificarlos..
-Sí porque nosotros seremos la comida de los tigres y de todos los miembros del circo- Le dijo al abuelo un señor de bigotito a lo Dalí..El abuelo asustado le dijo que si estaba enterado por que entonces estaba en esa jaula ...
-Me enteré tarde amigo- le contestó el hombrecito...- Cuando quise escapar me cojieron y me metieron aquí antes que nadie....
El abuelo quiso responderle pero ya se acercaba uno de los mozos del circo y se lo llevaban al camal para transformarlo en comida..
Fernanda llorando vió como se llevaban a su abuelito y tuvo el terrible presentimiento que no iba a haber más cumpleaños para ella....  


Ilustración de mi autoría



lunes, 14 de diciembre de 2020

Dulces Navidades



Era una oscura noche sin estrellas..Y esa noche, una sombra aún  más oscura, se deslizaba silenciosa entre los muros desgastados de una vieja casona, hasta una ventana entre abierta....Dentro de la habitación, una niñita dormía plácidamente entre juguetes e ilusiones....La sombra, como una ráfaga de aire gélido se coló en la habitación y escurriéndose entre cortinas y muebles, se acercó sigilosamente a la durmiente...Luego de contemplarla largamente le susurró unas palabras al oído...La niña despertó asustada, pero no vaciló en seguir a la voz que le hablaba..Como hipnotizada, chocándose con cuanta cosa encontró a su paso, llegó hasta el patio donde en un desconchado muro, pudo apreciar a la sombra, que se le presentaba como un simpático Papa Noel de amplia sonrisa y muchos colorinches.,.Sí aquella legendaria presencia que vive en los corazones de todos los niños había venido a buscarla en navidad.. .La pequeña entusiasmada empezó a cantar y bailar alegremente alrededor de esa aparición..Pero de pronto una nube negra paso sobre su cabecita y el bonachón personaje fue transformándose en algo siniestro y aterrador; un ser salido de las peores pesadillas, con rostro espeluznante y raídos ropajes.. La niña empezó a  temblar y mojar su ropa interior de miedo, y se asustó aún más cuando de los horribles ojos rojos del monstruo salieron largas chispas de fuego...Aterrorizada con esta visión ella quiso correr, huir de aquel horror  pero sus piernas ya no le obedecían...Quiso gritar pidiendo auxilio pero su voz moría en el intento...Sintiéndose impotente y a merced de aquella abominación sintió que gruesas lágrimas corrían silenciosas por sus mejillas, mientras aquel ser detestable acercaba sus manos de largas uñas a su cuello y su asquerosa boca  se abría golosa...Los filudos y fríos colmillos penetraron lentamente en su carne  saboreando cada centímetro de su piel, mientras una música siniestra, salida de sabe dios que terrible lugar, golpeaba los oídos de la niña, haciéndola estallar en mil nuevas sensaciones que  estremecieron su cuerpecito y la llevaron al delirio, para luego dejarla caer agotada en un pozo sin fin...
A la mañana siguiente sus padres la buscaron preocupados por todas partes,  y en lugar de encontrarla junto al arbolito navideño abriendo sus regalos, la hallaron tirada de cualquier forma en el patio, casi helada y con unas profundas heridas en el cuello...
Esas navidades no fueron precisamente las más dulces para la niñita y ella deseó con todo su corazón que nunca más llegara otra navidad..

Ilustración de mi autoria

🎄FELIZ NAVIDAD AMIGOS ! 🎄

martes, 12 de noviembre de 2019

Diario de un Loco - Otra vez el Monstruo




Sí otra vez el monstruo se le había escapado y esta vez no sabía cómo..
Ni circunstancias adversas que hicieran tambalear su mundo, ni personajes siniestros en el horizonte, nada que hubiera presagiado aquella fuga..Solo una marea asquerosamente tranquila en medio de una cotidianidad pequeño burguesa.
¿ Qué había hecho entoces para que semejante animal se le escapara con sabe Dios qué terribles intenciones ?.
Desde ese momento las horas y los días de desasosiego y turbulencia empezaron para ella.. Adios días asquerosamente tranquilos,  adios tranquila paz hogareña y bienvenidos tiempos alocados..
Desde ese momento ya no supo cuando era noche ni cuando día, ni cuando dormía o cuando despertaba..Todo era un buscar desesperado del monstruo para encarcelarlo de nuevo..
Así fue que luego de una cruenta y desesperada búsqueda, siguió la pista del monstruo hasta un viejo portal...Portal que  la llevó a una lúgubre y apestosa callecita, al borde de la cual se levantaba una  deslucida construcción..Un chillón cartel de luz néon anunciaba su existencia y un portero alto y con apariencia de perro cerbero guardaba su entrada y ella sintió que estaba ante la puerta al infierno...Una sensación de terror mezclada con un extraño placer recorrió su sangre, pero haciéndo acopio de la poca energía que le quedaba, después de tanto ajetreo y dándole la espalda al extravagante portero franqueó la entrada...
Un olor de humores agrios y humo de tabaco golpearon sus narices, y la semi penumbra mezclada con la música dulzona, terminaron de agitar su ser en un latigazo de sensaciones encontradas..
Casi a tientas y chocando con cuerpos sudados y olorosos apenas si pudo llegar hasta el bar y sentarse precariamente en una banqueta...Alguien le puso delante un vaso con un líquido dulzón que bebió sin pensar, pero sintiendo que le raspaba la garganta y le quemaba el pecho..Buscó como pudo a alguien o algo que se le pareciera al ser que buscaba, pero solo vió siluetas que se movían sensualmente al son de la música y manos que buscaban sus nalgas..
Pero al rato una voz pastosa con aliento caliente le susurró al oído:
- Yo se a quien buscas..Ven conmigo y te lo muestro
Luego una mano nervuda y sudorosa la cogió arrastrandola a través de la habitación hasta una estrecha escalera de caracol, que subíó a duras penas detrás de aquella presencia inquietante, que la asustaba cada vez más..Al final de la escalera los recibió un estrecho pasillo con luces mortecinas y alfombra deshilachada de diseño sinuoso, que les marcaba el camino hacia un cuarto enorme e inhóspito y solo decorado con un antiguo espejo de pie..
Acá está el que buscas le dijo el hombre acariciado su cuello con el vaho de su aliento embrujador ..Ella se estremeció al sentir el calor del hombre y el frío de la habitación, pero no vió nada más que paredes y vacio...Entonces él la jaló y la puso frente al espejo, y ella en lugar de su imágen vió con asombro y delirio la figura retorcida y maquiavélica del mostruo..

Ilustración: Santiago Caruso

domingo, 30 de diciembre de 2018

La Cantante - Cuento de Año Nuevo




En comparación con el aire caliente y viciado de la sala, el aire de aquel patiecito detrás del bar, le pareció un lugar fresco y tranquilo..
Se recostó perezosamente en la pared tapizada de viejos posters aspirando lentamente el humo de su cigarro e inundando sus pulmones de un bálsamo reconfortante..De pronto había sentido la necesidad de salir de aquella sala atestada de gente, de sentir el silencio de aquella última noche del año; pero sobre de todo de saborear en la intimidad de sus pensamientos la excitante voz de la cantante...Sí ella había interpretado sus más sentidas y ardientes melodias con una tan voz cadensiosa y sensual, que había acariciado cada pedacito de su cuerpo, despertando viejos y olvidados deseos...El público también había brincado literalmente de sus asientos al oírla cantar, dejando atrás sus oscuras y miserables vidas..
Pero ahora lejos de todo aquel barullo, en la soledad de aquel rincón, recordaba como en un "flash back" todos los meses pasados del año, y se daba cuenta de la necesidad de un cambio y aquella cantante se le había metido entre ceja y ceja desde hacía meses; y unas ansías nuevas  de tenerla solo para él empezó a metersele en la cabeza y aguijonearle la carne..Así tendría su nuevo comiezo....Sí tenerla solo para él en una nueva vida...
Fue en medio de esos existenciales pensamientos, que sintió una presencia detrás suyo....Esa sensación lo turbó y un inesperado escalofrío recorrió su cuerpo ..Sobresaltado volteó, pero solo se encontró con un olvidado bote de basura y un hambriento gato escarbándo en el...Pero esa sensación de sentirse siempre observado siguió por un rato carcomiéndole la piel, hurgándole los sesos y volviéndolo loco...Como si un ente invisible lo acosara siempre desde las sombras...
Desconcertado, entró de nuevo en el bar y aquel asfixiante ambiente lo envolvió de nuevo...El escenario ya estaba vacio y solo una débil lucecita quedaba de la cantante..Su adorada presencia ahora brillaba por su ausencia,..Entonces caminó casi a tientas buscándola en aquella semi penumbra, pero ya no la vió..Entre la gruesa capa de humo y el barrullo de la gente le fue casi imposible hallar su rastro..Sin embargo, empecinado en encontrarla, se abrió paso como pudo entre la gente y trató de verla entre la multitud..En su camino una mujer se le acercó insinuante pidiéndole un cigarrillo, pero él la apartó bruscamente, solo tenía un pensamiento en la cabeza: la cantante....En su alborotada búsqueda siguió recorriéndo el lugar, trátando de verla en medio de aquel laberinto..Tratando de adivinar cada recoveco donde pudiera estar...Y fnalmente la vió allí, parada junto a la puerta trasera del bar.. Justo en el callejoncito donde él había acariciado su sueño de tenerla..De pronto sintióotra su carne despertar a la lujuria y desesperado quiso alcanzarla..Entonces se vió batallando con innumerables brazos y piernas, que como interminables tentáculos de medusas babosas le impedían llegar a ella..Pero al final, como un héroe que vence sus batallas llegó a su victoria...Y entonces se abalanzó sobre aquella piel olorosa, tan distinta a toda aquella podredumbre... Cerró los ojos para sentirla con más intensidad.. Para poseerla allí, en la oscuridad de aquel pestilente rincón; pero de pronto, en las tinieblas de sus párpados cerrados ya no la sintió...Sólo respiró el vacío de su ausencia...Quiso abrir los ojos..Mirarla de nuevo, pero pareciera que sus párpados se habían pegado con alguna maldita goma, o algún negro conjuro...Trató de buscarla a tientas en la oscuridad, como un ciego  buscando su lazarillo, o como un naúfrago aferrándose a la última esperanza, pero con pesar presintió que ella ya no estaba...Que se había desvanecido en el aire, como parte del juego malévolo de algún desquiciado mago...
Fue entonces, que como en un sueño, se encontró solo y tirado de cualquier forma sobre un blando y esponjoso colchón de un cuartucho que olía a berrinches y humedad...Haló la cadenita de la pantalla y una luz amarillenta le golpeó la cara... Justo en ese instante, vió la sombra de aquella cantante magnífica desaparecer por una esquina de la habitación, quiso atraparla pero se quedó solo con la frialdad de la muerte desgarrándole el pecho....Un grito ahogado salió de su garganta, y en medio de su locura se negó a ver la realidad...Creyó falsamente que pronto despertaría y estaría de nuevo en el patiecito del bar haciéndola estremecer de placer y dicha.. Sí porque lo real era la cantante del barcito, su soledad en este sucio lugar era su pesadilla...un sueño tan deslucido como el año que se terminaba..
Desde la pared un sobado espejo lo mirada perversamemte... A lo lejos sonaron los miles de fuegos artificiales, que en una cascada de colores multicolores anunciaban el nuevo año, mientras en aquel cuartito el tiempo se había detenido para él...

Ilustración de mi autoría


sábado, 24 de noviembre de 2018

Diario de un loco.- El muerto sobre el Tapete




Recuerdo que ese día desperté temprano y un silencio apabullante envolvía toda la casa...Leí un rato en mi cama,  pero la pesadez de la lectura empezó a sumirme en un gran desasosiego, así que me fui a mi taller y empecé a hojear otro libro; esta vez de arte (recientemente adquirido) y al tratar de pasar las páginas me di con la sorpresa que estaban aún unidas, así que bajé a la cocina y tomé un pequeño cuchillo, relativamente afilado, con la idea de separar las hojas de mi libro...
Regresando a mi taller y al pasar por la sala, no pude más que volver a sentir el más espectral de los silencios oprimiendo cada rincón de la casa, y sin poder evitarlo me quedé unos minutos contemplando esa brumosa y mortecina luz que se desperdigaba entre los sillones de la sala, y que moría perezosamente entre los crisantemos de un jarrón...Distraída como estaba olvidé el motivo por el que había bajado a la cocina, hasta que sentí unas gotas pegajosas deslizarse entre mis dedos...Desconcertada bajé la mirada y vi que mis manos sostenían un cuchillo ensangrentado...Asustada lo solté y las gotas carmesí salpicaron por el piso de madera, y luego...clac clac el sonido del metal al caer...Clac..Clac..Retumbó en mis oídos y en mi mente...Clac..Clac volvió a golpearme el cerebro..Pero qué era todo esto...Una especie de mal sueño...Con estos pensamientos volví a mi taller y cuál no sería mi sorpresa al encontrar aquel cuerpo inerte sobre el tapete...Me acerqué y lo toqué pero ya estaba frío, y en el pecho lucía una mancha roja y una oscura hendidura....Los más terribles presagios me invadieron y no sabía qué hacer...Pero no tuve que esperar mucho para saberlo, pues al rato sentí pasos y una voz alarmada que decía..¿ Qué has hecho ? Y luego alguien más decía.. -¡Hay que enterrarlo en el jardín!..Así me vi llevada hasta mi cuarto y alguien me alcanzó un vaso con leche y una pastilla.. Durante un rato sentí movimiento por todas partes y voces quedas y dispersas...Y luego nada, solo el silencio otra vez...
Y ya solo recuerdo haberme despertado muy entrada la noche y cogiendo una pala del cobertizo haber ido al jardín..La noche era fría y apenas un reflejo de la pálida luna me alumbraba...En medio de esa semi oscuridad busqué casi a tientas la improvisada tumba, y al fin en medio de los geranios, pegado a la pared vi el perfumado jazmín que hacía un año habíamos plantado.. Entonces cave y cave hasta que el metal de mi pala dió con algo blando, entonces desesperadamente con manos y uñas hurgué entre la tierra fría, hasta que mis dedos chocaron con un envoltorio de tela; dentro estaban los huesitos ya casi calcinados de mi pobre negro y un grito se ahogó en mi garganta..De pronto unos brazos me rescataron y una voz me explicó que hace tiempo él había muerto, añadiendo después de una pausa, que de  puro viejo...
Ahora, después de tanto ajetreo en la soledad de este cubículo veo la silueta de mi negro acariciando mis más tristes recuerdos...

 Ilustración de mi autoría

miércoles, 31 de octubre de 2018

La Bruja -Cuento de Halloween




Era una bruja, o al menos eso era lo que yo creía...Pero la abuela me había advertido que no la  molestara...-¡Es solo la chica de la limpieza, así que déjala en tranquila!- Me dijo cuando traté de advertirla..Pero cómo explicarle a la abuela que sentía su presencia maligna entre sueños, y que a plena luz del día había tratado de ahogarme, con sus brazos transformados en babosos tentáculos.. Pero...¿ Quién podría creerle a una niña de apenas diez años ? Todos en casa pensaban que yo solo tenía pajaritos y fantasías en la cabeza.....Ya lo decía todo el tiempo la tia Eulalia. -Esta niña ha nacido para cuentera-..Pero yo sabía que todos estaban equivocados, solo había que verla con su extraño pelo rojo en forma de espinas y su rara expresión diabólica en la cara...Pero ante tanta incredulidad, dejé las discusiones por la paz, y me refugié en el silencio y la resignación...Desde ese momento, traté de mantenerme lejos de ese bicho raro que teníamos por mucama...Además así me protegía de sus posibles ataques y brujerías...Pero, al cabo de unos días, me di cuenta que mi curiosidad era más fuerte que mis temores; así que poco a poco, fuí desterrándo mis inquietudes y empezé a  vigilarla discretamente, con la esperanza de encontrar alguna prueba que me diera la razón...Así fue que una noche que todos dormían, me dirigí a su pequeña habitación en el traspatio, y traté de espiarla por una diminuta claraboya; pero solo alcancé a ver algunas extrañas sombras en las paredes...Sombras que se agrandaban al son de la escasa luz borrosa de su lamparín, y que me hicieron temblar de espanto...Otra vez me atreví a entrar en su habitación mientras ella estaba ausente, y suerte la mía, encontré una sarta de objetos; cucharitas de plata, peines de concha de nácar, pañuelitos de encaje; objetos todos robados de la casa..Entonces pensé, que esta era una razón más que suficente para que la abuelita la pusiera de patitas en la calle...Pero seguí con mis indagaciones, y otra noche muy tarde ya, me escabullí silenciosamente como siempre, y atónita pude presenciar un espectáculo inusual; ella desnuda, bailando bajo la luz amarillosa de unas velas, al son de un extraño sonido imaginario...Seguro que era una especie de ritual donde los objetos robados dispuestos en semicirculo, jugaban un papel importante... 
Ese espectaculo, me impresionó terriblemente, y me dejó bastante asustada, así que durante varios días no volví a pensar en la mucama y en sus rarezas, más aún evitaba en lo posible acercarme a ella.
Pero una serie de extraños acontecimientos me hicieron reconsiderar mi decisión..Primero, fue que me caí de las escaleras rompiéndome una pierna....Y cuando le dije a la tía que la mucama me había hecho alguna brujería, ella rió diciéndome que era una atolondrada y seguro no me había fijado bien en los escalones....Pero yo ya sentía la mirada malévola, de la susodicha mucama, cada vez que nos cruzábamos....Luego apareció mi gatito favorito muerto en el jardín con el cuello roto...-Seguro que se cayó al saltar- Dijeron todos mientras la bruja reía disimuladamente...Entonces volvi a insistir...-¡ La chica tiene  que ver, porque hace raras ceremonias nocturnas !-Y ya no solo me mandaron a callar sino que me castigaron por hostigar al personal de limpieza..
Pero cuando la abuelita enfermó de un misterioso mal, que la debilitaba día a día, empecé a tener la certeza de que Vicky, la mucama, estaba tras todos esos desafortunados acontecimientos..Y mis sospechas se confirmaban al verla barrer y sacudir el polvo cantando, con una expresión de triunfo dibujada en su estrafalario rostro, canciones en un idioma desconocido..
Asi fue que, después de pensarlo mucho decidí tomar cartas en el asunto, y esperé pacientemente el momento oportuno para deshacerme de ella.. Y fue una noche de inusitada negrura, donde la luna brillaba por su ausencia, que arrastrando mi pie accidentado me dirigí al traspatio y trepándone como pude a la diminuta ventanita de Vicky, esperé que  estuviera dormida, y entonces sigilosamente arrojé unos fósforos prendidos a su cama...Estos al caer sobre  sus colchas al instante prendieron una chispa, y un momento después todo aquella habitación ardía como un infierno..
Al día siguiente, luego de extinguir el fuego los bomberos dijeron que desgraciadamente no habían podido salvar a la mujer, pero que felizmente la niñita había estado despierta para dar la alarma, y evitar que las llamas llegaran al resto de la casa...Seguro fue la mala costumbre de Vicky de prender velas...Agregó mi tía..,
Al poco tiempo la abuelita empezó a mejorar y otra chica vino a limpiar...¡Pero ya yo me encargaría de vigilarla de cerca!...

Ilustración: Benjamin Lacombe

.

jueves, 8 de febrero de 2018

Pesadilla




Hacía días que la veía inquieta… Iba y venía del instituto sin apenas hablar y en las noches, cuando no se sumía  en un sueño febril y sudoroso, se desaparecía hasta altas horas de la noche sin dar ninguna explicación; solo murmurando que eran cosas del trabajo...
Una tarde vino desacostumbradamente temprano y a pesar que se le notaba bastante cansada, dijo que debía regresar al trabajo….Así que tomó un baño y se preparó para salir…Yo la observaba en silencio, mientras ella afanosa se calzaba unas llamativas medias de encaje negro y unos regios tacones rojos…Lo que me parecieron prendas inapropiadas para ir a trabajar y se lo dije, a lo que ella contestó que se trataba de un pequeño experimento del laboratorio y que no me preocupara...Pero la verdad era que sí estaba preocupado.…Desde hacía  unas semanas, Ofelia no era la misma de antes… Ahora siempre estaba inquieta como si algo la angustiara o alguien la persiguiera, y a veces entre sueños balbuceaba frases ininteligibles….Ahora bien, había también la cuestión de los malditos celos, que siempre me aguijoneaban la piel hasta volverme loco.. Así que debía tratar de tomar las cosas con calma…Pero esa noche en especial, sentía que si no me cercioraba de su salida, iba a morir de rabia y dolor...Así que finalmente decidí  desentrañar el misterio y averiguar a donde iba...Para esto me  armé de paciencia, y cuando la vi cruzar el umbral de la puerta la seguí  sigilosamente hasta  la entrada del edificio, donde  la vi subir a un taxi …Decidido a averiguar qué estaba pasando, me trepé a mi viejo Mustang y fui tras ella…La seguí a través de calles y avenidas interminables,  hasta la parte más populosa  y deslucida de la ciudad... Allí, ella bajó en una callecita estrecha y maloliente, justo en la entrada a un barcito que ostentaba un luminoso y exagerado cartel luminoso….La vi entrar en él y acercarse a la mesa de un hombrecito jorobado y desagradable, con quien se puso a charlar animadamete mientras disfrutaba de una burbujeante bebida…Luego de un largo rato, los dos salieron en dirección a un callejoncito adyacente, que culminaba en un improvisado altillo…Allí, subieron por unos enclenques escalones y se perdieron tras una puerta acartonada…Sintiendo que el corazón me latía más fuerte que nunca, y ya enloquecido por los celos subí tras ellos…Al entreabrir la puerta vi al deforme hombre mirar embobado a mi  mujer , mientras ella distraida fumaba un cigarrillo.. .
Ya sin pensarlo dos veces, y llevado por esa furia de celos que me quemaba las entrañas y  me transformaba en un monstruo casi desconocido para mí; en un salvaje sin entendimiento ni lógica, entré precipitadamente en la estancia y con un gruñido casi gutural me abalancé sobre mi esposa, clavandole en el pecho la cuchilla que siempre llevaba conmigo… Como en una secuencia de cámara lenta, y ante la mirada atónita del desconocido, vi como su cuerpo caía inerte al piso manchándolo todo de sangre..
Fue entonces que reaccioné, y de nuevo en mis cabales, me sentí horrorizado por mi brutal  acción..Y ya en un estado casi catatónico me alejé de allí y ya no supe más de mí…
No sé cuántas horas dormí después, ni cómo llegué a mi cama, pero cuando desperté sentí un terrible dolor en la cabeza y una sensación de vacío en el estómago.. De pronto y para mi desconcierto me topé con el cuerpo de Ofelia, enredado entre las sábanas y con su recién estrenado baby doll de encaje negro..…Recuerdo que en ese instante el alma me vino al cuerpo y tuve un segundo de claridad.. Todo había sido solo un mal sueño, producto de mis endemoniados celos…Pero luego, cuando arrepentido quise besar los labios de Ofelia, me di cuenta que estaba toda empapada de sangre... Y mientras trataba de reanimarla pude ver el mango de mi cuchilla clavado en su pecho...


Ilustracíón: cartel de la  película El Graduado


viernes, 26 de enero de 2018

Diario de un Loco- 1.- El Monstruo -


El monstruo quería salir y hacía días que se balanceaba inquieto entre los barrotes de su celda, buscando una oportunidad para escabullirse de allí y poder hacer de las suyas...Pero el ojo avisor de Julia lo mantenía siempre a raya..Ella lo vigilaba día y noche sin tregua..Su extrema civilidad, su esmerada educación y su gran conocimiento del bien y el mal, adquirido en los largos años de convivencia con las monjitas del instituto, hacían de ella la perfecta carcelera.
Y si alguna vez se le había escapado aquel monstruo, había sido en circunstancias muy especiales, como aquella vez que apareció Simón....Sí ella recordaba muy bien aquella época, como una etapa de crisis en que todo su ser se tambaleaba y se desmoronaba su mundo; en ese preciso instante, por extraña coincidencia, apareció Simón..Aquel siniestro personaje contribuyó a que cayeran los muros de la prisión del monstruo, y que este huyera de su encierro...Y aúnque más adelante ella sabría que sus viscitudes aunadas a la aparición fortuita del tal Simón, propiciaron aquella fuga, en el momento  de la evasión del monstruo creyó ser tomaba por sorpresa, y con asombro y desesperación vió como toda su cordura y civilidad escapaban con la criatura.. Se encontró entonces encerrada en su propia jaula y atrapada en su propia trampa..
Tiempo después, cuando ella al fin pudo salir de su encierro, se dedicó a seguirle la pista  y se enteró que junto con Simón se habían unido a un circo ambulante de curiosidades...Así pues, decidida a recuperar a ese engendro y volverlo a apresar, se puso en camino...Y Luego de mucho andar y de dar mil tropiezos en la oscuridad y en el desconcierto, logró encontrarlo.. .Asombrada y aterrorizada, asistió al espectáculo que ofrecía junto con Simón...Los dos, presentaban un acto de ilusionismo donde la bestia y el hombre se fundían en un solo ser, aberrante y asqueroso..Un ser tan terrible, grotesco y nauseabundo, que ninguna mente sana jamás podría concebir..Y  todo este show, presentado ante los ojos atónitos y complacidos de los asistentes...Y así ella también vio, cuanto más había crecido su monstruo, en perversidad y decadencia...
Cuando Julia salió de aquel lugar, asqueada y horrorizada, se puso a pensar en alguna treta para llevárselo de vuelta; pero nada se le ocurría, y además ahora sabía que sería mucho más difícil apresarlo, pues este ya había saboreado el dulce manjar de la libertad y había ganado en sabiduría...Así que se cuidó mucho de acercarcele, porque él no solo podía verla, sino también olerla y a veces en circunstancias especiales, hasta escuchaba sus pensamientos....Por lo que evitó en lo posible aproximarsele, para evitar así cualquier pensamiento que la delatara, y solo en la noche, cuando él caía en el abismo de sus más profundas y horrendas pesadillas, ella trazaba su plan para capturarlo...Y finalmente se le ocurrió un plan muy sencillo, solo tenía que adormecerlo y de esta manera llevárselo de nuevo a su prisión... Pero lo difícil era acercársele sin que se diera cuenta....Para esto esperó pacientemente el momento adecuado, y una noche de luna llena, que el ser abominable había  presentado un terrible y espeluznante espectáculo, para luego en una especie de clímax de placer y deleite, tan profundo, que lo llevó a la completa inconciencia; ella decidió actuar, y desnudando su cuerpo se embardunó de barro, excremento y cuanta inmundicia encontró a mano para disimular su olor; se le acercó sigilosa y así finalmente pudo  llevarselo de nuevo a su prisión...
Tiempo después, Julia se enteraría que Simón había sabido aprovechar la situación; guardando fotos y videos del monstruo; confeccionado una especie de película, que para su deleite, mostraba en ferias y reuniones orgiásticas...

Ilustración: Alexandr Kumpan

viernes, 22 de diciembre de 2017

La Canasta Navideña






Apareció en medio del caos....Primorosa, envuelta en mil cintas de colores, llena de frutas acarameladas y graciosas figurillas....Era una canasta navideña Yació largamente en un rincón de la casa: pero nosotros enfrascados en nuestras inquietudes, ibamos y veníamos sin reparar en nada...
Papá estaba muy enfermo y esa era nuestra única preocupación; la navidad era ya un lejano recuerdo..
Pasó el alborto, pasó la navidad y papá se fue con nuestros sueños y con la navidad..
Papá había muerto y una triste calma volvió...
Agotados, atribulados por los momentos vividos, nos desmoronamos en un sillon ; y de pronto , como un destello, los mil brillos de la canasta navideña iluminaron nuestras tristezas....
Alguien se había acordado de nosotros esa navidad.!..
Nunca descubrimos quien nos regaló esa canasta navideña...Quien nos arrancó esa sonrisa...Quien hizo brotar esa alegría en nuestro corazones entristecidos...
Tantas navidades han pasado y todavía recuerdo la mano amiga que alguien nos tendió esa navidad..

Feliz Navidad amigos!!!!!!!!!

Ilustración: Victor Nizotcev

lunes, 11 de diciembre de 2017

Ecos




Fue una tarde o una mañana, ya no lo recuerdo bien. Pero si recuerdo aquella sensación de ahogo que de pronto, como una fuerza desconocida me presionó el pecho....Asustada dejé de pintar y busqué la botellita de agua que siempre tenía a mano entre mis pinceles  y apuré un trago..Miré el cuadro que estaba pintando, un paisaje nocturno algo siniestro, donde una luna amarillenta brillaba a través de una ventana opaca..Y en medio de la oscuridad una mujer de esponjosa bata recorría un largo  pasillo..Casi podía sentir la madera del piso crujir bajo sus pies y miles de imágenes vinieron a mi mente como flashes...
 Había pasado mi niñez en un lugar muy parecido al de mi cuadro...Una enorme casa victoriana,  de largos pasillos y grandes ventanales; que se erguía en medio de una naturaleza agreste y salvaje..Pero contrarianente al entorno,  había sido una época feliz,  de gratos recuerdos con los primos y los tíos; pero también de terribles sucesos que oscurecieron mi vida y me obligaron a huír de aquel lugar... Todo había empezado cuando los tíos decidieron tomarse unas vacaciones...
- Ya son niños grandes y pueden cuidarse solos- Nos dijeron- Además se quedan con Eulalia-..
Eulalia era nuestra nana desde que teníamos pañales...También déjenme aclararles que vivía con los tíos desde muy pequeña, mis padres habían muerto en un accidente y casi no los recordaba...
Así pues los tios se fueron de viaje y  nos quedamos al cuidado de la nana..
Y una tarde  Jerome, el mayor de mis primos, nos sorprendió con el cuento de que había visto extrañas plantas y árboles posesionarse de nuestro jardín..  ..Claro que nos reímos de él, pués sabíamos que era muy dado a la exageración y a la tragedia; quizás influenciado por sus lecturas favoritas de misterio gótico..Así que decidimos ignorarlo y seguir con nuestras ocupaciones...Pero ya al anochecer, nos dimos cuenta que faltaba, Marie la más pequeñita de todos y empezamos a buscarla por toda la casa....Sin mucha suerte por cierto, a lo que agotados y desanimados nos sentamos en el porche de la casa, con la esperanza de que regresara del jardín o de dónde se hubiera refundido....Pero las horas pasaron y ella no apareció...Sería ya la medianoche cuando decidimos buscarla más exhaustivamente ...¿Cómo podíamos irnos a dormir sabiendo que nuestra pequeñita estaba desaparecida?...
Así fue que nos encaminamos hacia el jardín, pero en cuanto pusimos un pie en él,  sentimos que la caótica naturaleza que rodeaba la casa de pronto parecìa haber cobrado nueva vida y ahora se erguía más desafiante y poderosa que nunca...Y bajo aquella luna redonda y brillante, parecía un ser venido de sabe dios que mundo, para devorarnos sin piedad ..Esa misma idea entró en todas nuestras cabezas y  nos hizo temblar de terror..Caminamos largo rato entre la maleza,  viendo como los arbustos se movían amenazadores a nuestro alrededor, cerrandose  peligrosamente a nuestro paso...Como si toda esa agreste, pero pacífica naturaleza, de repente se hubiera puesto en pie de lucha...Gritamos el nombre de Marie, hasta quedar afónicos, pero nuestros gritos se perdían en ecos que chocaban con los troncos y arbustoss y nadie nos respondía...
Poco a poco y casi sin darnos cuenta fuimos internándonos más y más en ese lugar, ya casi desconocido para nosotros y llegamos finalmente hasta una especie de claro de aquel bosque...Entonces volvió a retumbar en nuestras cabezas una voz desconocida y amenazadora... Asustados empezamos a correr en todas direcciones, pero ya era demasiado tarde,  de pronto  la tierra se abrió a nuestros pies  y  empezamos a caer vertiginosamente en un precipicio sin fin... No sé por qué milagro divino o infernal, en el último instante me aferré a una inesperada rama de árbol y me quedé colgada allí, viendo como los  demás caían en aquel oscuro e infinito abismo...
Y ese es el último recuerdo que tengo de esa noche..Más tarde me veo en mi taller pintando este cuadro; mientras  siento crujir las maderas del piso y la luna me mira a traves de los  vidrios opacos de la ventana y siento esa opresión en el pecho y revivo de nuevo aquella  pesadilla...


Ilustración de mi autoria

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Un Extraño Encuentro




Luego de una etapa de mucho trabajo y stress decidí tomarme unas merecidas vacaciones y así fue como aterricé en aquella bulliciosa ciudad.. .Porque déjenme decirles que eso de la tranquilidad del campo no es para mí, soy un animal de cemento y ajetreo..Aunque paradójicamente siempre esté descontenta con tanto ruido... Pero qué le vamos a hacer, así somos los humanos de contradictorios...Pero volviéndo a nuestra historia, llegué a aquella mítica urbe de enormes rascacielos y luego de instalarme debidamente en un hotel no muy caro, pero bastante cómodo y de buen ver, me fui a dar vueltas por allí y casualmente me topé con un agradable restaurancito, donde ofrecían comida casera y buen vino...De lo que di buena cuenta y cuando ya estaba por retirarme sentí una mano sobre mi hombro ; enseguida todo mi ser se puso en guardia y ya iba a reaccionar de la peor manera, cuando una voz armoniosa me tranquilizó:
-hola!!..¿ no te acuerdas de mí?...Nos conocimos en tu expo de hace dos años..
Unos rasgos adecuados a aquella agradable voz se perfilaron ante mis ojos y lejanos recuerdos de una exposión vinieron a mi mente..
-Soy Dolores..Dolores del Risco- Insistió ella con su agradable voz..
Y la verdad es que por más esfuerzos que hacía, su rostro y su persona se perdían en una nebulosa de recuerdos difusos.,Pero ella siguió hablando de aquella exposición como una fiesta del color y creatividad..Al cabo de un rato de escucharla y bastante cansada y con muchos deseos de irme a dormir; pues el ajetreo del viaje y el dulce vinito empezaban ya a hacer su efecto, traté de zafarme de la mejor manera de la tal Dolores; pero sin mucha suerte, así que finalmente me vi con la casi obligación de acompañarla hasta su casa..
AL entrar en su piso , ubicado en un cuidado edificio; una extraña sensación de soledad y vacío me invadió...Dolores, ajena a mi sentir y muy obsequiosa, se ofreció a hacerme un tour por su apartamento; lo que no hizo más que enfatizar mi primera impresión....Ya que allí todo, muebles y enseres relucían como recién salidos de una tienda por departamentos, acentuando la sensación de ausencia de vida y calor humano.. ..
Durante largo rato nos entretuvimos charlando en su pequeña terracita, y mientras ella fumaba cigarro tras cigarro, yo me distraje mirando el ir y venir de la gente, que envuelta en la sedosa niebla del atardecer parecían curiosas figuras fantasmales
Ya entrada la noche quise regresar a mi hotel, pero Dolores me propuso un último brindis
-Porque tengo un pisco riquísimo que me acaba de llegar de Perú- Dijo
sacando una graciosa botellita y sirviendo dos copitas..Luego de un simpático brindis apuré el contenido de la copa y me dispuse a despedirme, cuando de pronto todo me dió vueltas y sentí que caía sobre algo duro..No sé cuánto tiempo pasó; pero al despertar ya una luz blanquecina entraba por el amplio ventanal...Asustada y algo adolorida me levanté y empecé a buscar a mi ocasional amiga...Y finalmente la encontré en su dormitorio, echada en su enorme cama, con su frágil y menuda figura perdida en un charco de sangre...Sin saber qué hacer y sintiéndome  desbordada ante tal situación, quise salir de allí lo más rápido posible,  pero al tratar de abrir la puerta, me di con la sorpresa de que estaba cerrada con llave..,Desesperada me puse a buscar las llaves, primero sin mucha suerte, hasta que luego de hurgar en todas partes, las encontré en el bolsillo de la muerta...
Al salir de aquel lugar, deambulé largo rato entre la gente como un zombi, sin  entender nada de lo que había pasado, o quizás adivinando la soledad de aquellas personas, que encerradas en sus cubículos buscaban alguien que los acompañara en su último tramo de vida....Y olvidando por un momento los motivos que me habían traído a esta lejana ciudad....

Ilustración: Jolene Lai


domingo, 10 de septiembre de 2017

Vuelta al Pasado





Desde muy jovencita sentí una gran fascinación por los años 40...No sé por qué  esa época de la *avant guerre con todo su entorno producían en mí una extraña atracción...Por eso, cuando me invitaron a aquella convención sobre esa época,  estuve encantada de asistir.... En los días precedentes al evento, me dediqué a confeccionarme un vestuario *ad hoc a la situación, pués era requisito indispensable ir vestida a la moda de esos tiempos..Así que luego de consultar viejas revistas y con la ayuda de una hábil costurera, estuve convenientemente arreglada el día de la partida...Tengo que confesar que disfruté mucho ponerme en la piel de una mujer de esa época, al cambiar mis hoscas zapatillas por tacones  y mis desteñidos jeans por deliciosas sedas  y plumas,  me sentí más femenina que nunca...
Al fin lista y con mi nueva personalidad, aterricé en aquella isla y para mi deleite fuí recibida por un obsequioso caballero al volante de un precioso y añejo *"Mercury" verde de dos puertas...Me sentí en la gloria y más aún cuando llegamos al hotel y todo parecía sacado de un viejo film de holywudense.. Esa noche hubo una deliciosa una cena de bienvenida y me tocó tener como compañera de mesa a una curiosa dama, ya entrada en años, que me habló todo el tiempo de lo desdichada que había sido en su reciente o no tan reciente matrimonio, pues ya habían pasado diez años desde su separación, pero según ella, el malvado hombre aún la perseguía, y la acosaba constantemente....
- Y hasta acá me ha seguido el desdichado- Terminó diciéndome...
Cansada por el viaje y por la cháchara de mi ocasional amiga, me retiré temprano a mis habitaciones y dormí de un tirón hasta la madrugada, en que sentí mucho movimiento en el pasillo y me levanté para averiguar qué sucedía...Y cuál no fué mi sorpresa al encontrarme con un grupo de adormiladas personas, rodeando el cuerpo ensangrentado de un hombre ..
En las horas que siguieron el lugar se volvió un caos, con la policia dando vueltas y el evento casi paralizado....Por uno de los conserjes me enteré que mi acompañante en la cena había sido detenida, como presunta autora del crimen, ya que la victima era nada menos y nada más que su ex esposo.. Creyendo que la policia estaba en lo cierto,  pero sintiéndo que  habían ciertos detalles que no terminaban de convencerme; traté de acercarme un poco al inspector encargado de la investigación,  pero lo único que saqué en claro fue  que habían mandado analizar el cuchillo que encontraron clavado en el estómago de la victima ...Ya en tardecita y luego de un frugal almuerzo, decidí olvidar el asunto y disfrutar un poco del resto del viaje...Aúnque pensándolo bien, este había sido un éxito, porque hasta asesinato había tenido....Era como estar en una novela de *Aghata Christie...Con todas esas sensaciones y pensamientos en la cabeza, me senté en una poltrona en el jardín respirando el aire fresco de la tarde y disfrutando del hermoso paisaje; pero de pronto, una voz chillona de niña me sacó de mi paraiso... Un poco fastidiada voltée y me fijé en aquel personaje, que hasta ahora había pasado desapercibido para mí..Y no era de extrañar,  con lo poco afecta que era yo a lo niños;  salvo a mis hijos, a los demás apenas si les prestaba atención....Pero esta vez, sí me fijé en la pequeña pecosita que abrazaba amorosamente una muñeca de trapo ..Ella también me clavó la mirada mirada y sin más inició una conversación conmigo...Me contó que su muñeca se llamaba Mimí y que en la noche anterior, en el ascensor, un hombre malo se la había querido quitar...Y no pudo decirme más,  porque dee repente  la mano de su nana le tapó la boca y se la llevó presurosa...Antes de que se alejara, me fijé que tenía unos guantecitos muy coquetos de encaje que me hacían adios.....Esa noche luego de cenar en el comedor me fuí a preparar mis maletas, no sin antes enterarme que la presunta sospechosa del crimen, había sido liberada por falta de pruebas. El cuchillo no tenía ninguna huella y en el último momento había surgido una testigo,  que afirmaba haber pasado toda la noche con ella..Y era nada menos que la nana de la niñita...
En mi viaje de regreso a casa, para sorpresa y asombro mío, se sentó junto a mí, mi ex-compañera de mesa e  inculpada en el asesinato del hotel, que muy contenta me contó que una mano divina, al fin  la había liberado al fin de aquel malvado hombre..Y con su voz chillona me contó:
- Tuve la suerte que esa bendita mujer, sí la ama de aquella niña, dijera que estuvo conmigo esa noche...Imaginese la policia me creía culpable..
Y por cierto que niña tan extraña la que cuidaba; figúrese que siempre llevaba un cuchillo entre sus ropas y parece que ni la nana lo sabía; pero al fin de cuentas, quién se fija en los niños ?..
Y mejor que el inspector ni nos oiga jajaja - terminó diciéndo risueña  la mujer antes de bajar del avión....


* antes  de la guerra (1940)
*a este efecto
* marca de autos de lujo perteneciente a Ford Motor Company
*novelista de género policial

Ilustración de mi autoría

jueves, 7 de septiembre de 2017

La Amenaza




La eterna ciudad luz me sonrío de nuevo ese amanecer y volví a recorrer sus centenarias callecitas con el mismo sentimiento de nostalgia y tristeza de siempre. No sé por qué  sus añejas construcciones siempre producían en mí esos sentimientos sombríos y melancólicos.
Pero ahora debía dejar de lado todos esos pensamientos y concentrarme en la tarea que me había traído tan lejos de mi hogar.
 Y fue así como,  casi sin darme cuenta y después de deambular sin rumbo por aquella parte de la ciudad,  llegué a aquella lúgubre tiendecita perdida en entre arbustos  y matorrales al borde del río...*Livres d'occasion- -rezaba el cartelito en la entrada... Curiosa empujé la ligera puerta de cristal y el sonido de una campanilla  rompió el silencio abrumador de la estancia, donde unos enclenques estante apenas sostenían polvorientos volúmenes..Un viejecito se me acercó obsequioso
.¿.En que puedo servirla  *madame?
¿Busca algo en particular?.
.Al escuchar la voz quejumbrosa del anciano sentí unos deseos locos de salir corriendo de aquel lugar,  pero algo me detuvo..Fue una mirada insistente desde el fondo de la tienda, o diría más bien unos ojos flotando en un cuerpo diminuto...El hombrecito, se me acercó con paso ligero  y me dijo casi en un susurro..Sé lo que está buscando madame...Venga conmigo...Y como si de pronto mi voluntad se quebrara, como si ya yo no fuera la misma, sino solo  un autómata;  lo seguí  por tortuosos y oscuros lugares  hasta la entrada de una destartalada construcción;  que extrañamente por dentro lucía nueva y espaciosa..Una luminosa sala nos recibió, al centro de la cual  pendía una esfera de mil colores que parecía suspendida en la nada ... Atraída por su  luz cadi  hipnotizada me le acerqué y ya casi cuando la tocaba, todo se oscureció a mi alrededor y el piso cedió a mis pies y  me perdía en un pozo sin fondo una cuando voz me rescató....
-* Madame se encuentra bien- Me dijo
Mis ojos empezaron a percibir la  luz y poco a poco,  fui distinguiendo todo a mi alrededor y vi la cara arrugadísima del librero que me miraba con preocupación...Desconcertada me encontré de nuevo entre las polvorientas repisas de la librería, sin comprender nada de lo que había sucedido.
¿Qué estaba pasando?...¿Había soñado todo eso? ¿Acaso lo había leído en uno de esos viejos libros?
Más confundida que nunca salí de aquel lugar y pasé el resto del día tratando de entenderlo todo, sin sacar nada en claro.. Ya en la noche, regresé a mi hotel y me eché sin más sobre la cama, para dormir un sueño pesado y lleno de inquietudes...Me desperté casi al amanecer más cansada que nunca,  pero con una idea fija en la cabeza..Volver a la librería.."La clave de todo está en ese lugar"..me dije. y con ese pensamiento, volví  esa mañana a la librería, pero esta vez la encontré cerrada y con un cartel en la puerta que decía: " Cerrado  hasta nuevo aviso" ...
Sentí que me encontraba otra vez en un círculo vicioso y que las respuestas se me  escapaban de las manos...Más desanimada que nunca  me senté en una banqueta  frente a la librería y medio adormilada perdí la noción del tiempo....Cuando salí de aquel trance, ya era avanzada la tarde y un vientecito helado me golpeaba la cara...Ya estaba para irme, cuando vi a un hombrecito pequeño, casi una sombra con ojos, cruzar entre la arboleda y entrar a la tienda de libros...Intrigada y sigilosa lo seguí y empujé la puerta encristalada tras él...Lo busqué con la mirada en la semioscuridad y lo distinguí junto a un voluminoso libro...De pronto vi como lo abría  y como por arte de magia desaparecía entre sus amarillentas páginas....Dispuesta a no perder está vez la pista, yo también traté de entrar en el libro y para mi asombro, de repente me encontré en la misma sala iluminada con la esfera de mil colores al centro de antes; solo que está vez habían varios de esos extraños  hombrecitos a su alrededor..Sin pensarlo dos veces volví sobre mis pasos, salí del libro y corrí hacia la puerta...
Y con la idea de librarme de una vez por todas de aquellos hombrecitos misteriosos y de su amenaza; saqué unas cerillas de mi bolsillo y prendí fuego a aquel lugar...
Y así mientras me  alejaba de todo eso,  me sentí libre de nuevo..

*libros usados
*señora

Ilustración: composición fotográfica de mi autoría

viernes, 24 de febrero de 2017

La Cueva






Desde mi llegada a las islas, el calor abrasador me había sumido en un estado de semi-inconciencia tal, que pasaba todo él día aletargada en un sillón,  sintiendo que la vida se me escapaba en cada gota de sudor que chorreaba por mi piel. Al final del día, en la nochecita,  nos inundaba un airecito fresco, entonces mi cuerpo revivía como el ave fénix y escapando de aquella prisión corría a la playa. Ahí me deshacía del resto de trapos que me ahogaban y me zambullía en el mar, dejándome llevar por una voluptuosa sensación de placer y frescor…Esa noche  como las anteriores,  pasé mucho rato meciéndome entre las olas y sin darme cuenta me alejé más de lo acostumbrado de la playa y de pronto me encontré frente a unos islotes  hasta ahora desconocidos para mí…Eran apenas un montón de rocas pero a la luz de la luna me parecieron extrañamente misteriosos, más aún cuando me acerqué y vi que emanaban una especie de vapor azulado. Llevada por la curiosidad decidí investigar un poco más el lugar y fue así que me encontré caminando con dificultad entre las rocas... La superficie lisa y mojada del islote y mis pies desnudos me dificultaban el andar, más aún cuando a ratos  me encontraba con algunas puntas filosas que amenazaban con cortarme la piel.   Pero, aún así continué mi investigación y no sin dificultad llegué hasta la entrada de una especie de cueva… Me asustaba un poco la idea de adentrarme en aquel lugar y ya estaba por volver sobre mis pasos, cuando vi que por una pequeña abertura lateral salía más de ese humo azulado.. Qué sería todo esto?- Me pregunté a la vez que mis pies pisaban el umbral de la cueva. Entonces, una sensación rara me invadió, sentí como si todo el interior de la cueva palpitara como un ser vivo y el piso blandengue acentuó más la sensación de estar dentro de algo o alguien desconocido…Asustada quise salir de allí, pero con asombro vi que la abertura de la cueva se cerraba abruptamente y me dejaba en la total oscuridad…Sin saber que hacer y temblando de miedo fui tanteando las paredes;  instintivamente buscaba otra salida, pero mis dedos se  hundían en algo viscoso y pegajoso y casi no avanzaba…. De pronto un fuerte olor acre y nauseabundo me golpeó y perdí la conciencia...No se cuánto tiempo  estuve así pero cuando desperté me encontré tirada entre las rocas bañada en una especie de líquido viscoso y no había ni rastros de la dichosa cueva ni de aquella especie de colina que la sustentaba…Aún temblando de miedo, me arrastré como pude hacia el mar…..En los días que siguieron presté mucha atención a los lugareños a ver si escuchaba algo sobre la dichosa cueva, pero nada llegó a mis oídos… Así pues, llena de dudas y curiosidad,  regresé a mi ciudad y me inserté en mi vida cotidiana sin pena ni gloria…. Pero a veces, cuando la luna está en su apogeo,  extrañamente sueño con aquella cueva y veo como aquel inmenso ser y la cueva entera son devorados por mí...

Ilustración: Pinterest

jueves, 2 de febrero de 2017

El extraño caso de los mangos voladores





Cuando desperté sentí el olor de los mangos. Ese perfume embriagador, de la no menos embriagadora fruta, inundaba toda la casa y nos transportaba a idílicos lugares de nuestra memoria. Pero al final de la semana ya empezamos a estar un poco hastiados de tanto olor y sabor. El árbol que había plantado la abuela en el jardín, nos había deleitado durante décadas con sus frutos, pero nunca con tanta fuerza como ahora; así que decidimos compartir nuestra suerte con los demás y empezamos a llenar cestas y cestas, para repartir entre familiares y amigos. Terminada nuestra tarea y un poco aliviados de tanto olor y sabor,  continuamos con nuestra vida. Pero a los pocos días, extrañamente, el árbol amaneció lleno de frutas y el riquísimo aroma de los mangos volvió a inundarnos. Fue entonces que a la tía Eulalia se le ocurrió preparar unas deliciosas compotas con su ingrediente secreto y venderlas. -ya que si la naturaleza nos beneficia, por qué no aprovecharlo- Nos dijo mientras sacaba sus cacerolas y demás artefactos, para poner manos a la obra. Así fue como, al cabo de unos días nos vimos llevando las compotas a todas las tiendas de los alrededores y dejándolas en consignación.... Pasaron los días y ya casi nos habíamos olvidado de las famosas frutas cuando tocaron a nuestra puerta y al abrir nos topamos con unos rarísimos y furiosos personajes -Esto nos ha pasado por comer sus confituras!!- Nos dijeron mostrándonos sus pies atados a gruesas piedras y luego de tirar las piedras en nuestra ventana se fueron volando...Sin poder creer que las confituras tuvieran tan mal efecto en la gente, le preguntamos a la tía qué ingredientes le había puesto a sus confituras, a lo que extrañada nos contestó que sólo la pulpa de los mangos -que dejé cortadas para preparar la confitura y fíjense que al día siguiente amanecieron, como por arte de magia, ya listas en los frasquitos. No dije nada porque creí que uno de uds. las había preparado por mí, para ahorrarme el trabajo. .. En los días que siguieron con tristeza vimos como todas las personas que compraron las dichosas compotas, volaban por los cielos y se perdían para siempre en el infinito... Al siguiente verano cuando el árbol de los mangos volvió a florecer nos cuidamos bien de no preparar confituras ni volver a regalar dichas frutas; solo nos resignamos a comer las que podíamos y dejar el resto en el árbol.....

Ilustración de mi autoría

miércoles, 4 de enero de 2017

Amor Virtual


Elenita terminó de maquillarse y dio una última mirada al espejo antes de ponerse aquel hermoso negligé, que había comprado el día anterior...Luego
prendió la pantalla y empezó a bailar al son de una cadenciosa melodía... Y vio
como al otro lado del ecran, la aplaudían aquellas manos fuertes y bronceadas y las imaginó acariciando su piel; lo que hizo que su danza se volviera más y más intensa... Cuando la música terminó se despidió con un beso volado de su oyente y apagó la pantalla... Entonces algo cansada se  sentó al borde de la cama y un gesto de hastio se dibujo en su rostro.... Habían sido unos meses intensos, llenos de locura e ilusiones, pero ya toda aquella fantasía se diluía entre tanta realidad y empezaba a sentirse como una muñeca vacía en un escaparate...Necesitaba algo más que aquellos encuentros virtuales....Entonces recordó que estaba próxima la fecha de su verdadero encuentro y la idea de verlo en persona, de respirar su aire y al fin tocar aquellas manos que la aplaudían, la animó y borró aquel gesto de fastidio de su rostro...Entonces se cambió de ropa tarareando feliz una canción  y apurada se fue a trabajar... Los días siguientes los pasó más contenta que nunca y hasta se llevó bien con el cascarrabias de su jefe.... Por fin el día anunciado llegó.. La noche anterior había tenido su último encuentro virtual con el hombre de sus sueños...Hermosamente ataviada con un minúsculo bikini de satén y una bata de gasa le dedicó sus últimos momentos y emocionada vió como él enloquecía de amor.... Esa mañana, a la hora acordada, estaba sentada en aquel discreto cafecito de barrio, esperándolo ansiosa... Pidió un capuchino y otro y un vaso de agua y la hora avanzó, pero él nunca llegó... Ya casi al mediodía regresó a su departamento y desesperada se conectó a la red y  se le paralizó el corazón!!,..Un cartelito de servidor no encontrado llenaba toda la pantalla.. No podía creer lo que sus ojos veían y gruesas lágrimas corrieron por sus mejillas... Al otro lado de la pantalla, un viejecito en silla de ruedas, lleno de tristeza la veía llorar y sus arrugadisimas  manos ya no la aplaudían....

Ilustración de mi autoría

lunes, 27 de junio de 2016

La Princesa y la serpiente

Un cuento como los de antes




 Había una vez en un lejano y hermoso país una princesita que vivía muy feliz con su padre, un justo y muy querido gobernante.    
Un día llegó al reino un mago  muy poderoso que inmediatamente se hizo muy cercano al palacio y por ende al padre de Rosita, la princesa… Porque déjenme  decirles que este personaje  además de mago era muy hábil en el arte de la manipulación de las emociones humanas y  fue así que  en un santiamén   puso al rey de su parte para llevar a cabo sus maquiavélicos planes…Ya que el susodicho mago, además de tener ambiciones políticas, tenía ambiciones románticas, ya que desde que vio a Rosita se prendó  de su belleza y así pensó que casándose con ella mataría dos pájaros de un tiro;  convirtiéndose  en  esposo de la princesita y en regente del reino;  por supuesto que primero tendría que deshacerse de su padre, el rey ....Pero no sabía que Rosita amaba locamente a un noble caballero y que con la aprobación de su padre y que pronto se casaría con él… Al enterarse de esto el mago empezó a hilar un plan para llevar a cabo sus ambiciones lo más pronto posible....Para esto necesitaba aislar a Rosita de los demás y asediarla hasta que ella cansada aceptara sus pretensiones...Entonces Yannok , el mago, empezó una campaña de desprestigio en contra de la princesita  haciendo correr el rumor de que debajo de su máscara de bondad se escondía una   perversa y ambiciosa mujer con  sed de poder, que quería destronar a su padre…Rumores que llegaron a oídos del rey quien se puso muy triste y decidió arreglar las cosas con su hija. Pero por más que la buscó por todo el palacio y alrededores no pudo encontrarla; ya que Yannok el mago con engaños y  para evitar el encuentro con su padre la había recluido  en una de las celdas más perdidas del sótano de palacio…Su padre se cansó de buscarla por todas partes  sin resultado pero se negaba a creer la historia del malvado Yannok…
Así fue como Rosita privada de su libertad y confinada entre las cuatro paredes de una mísera mazmorra, veía triste pasar sus días y para colmo de males recibía todos los días la visita  de Yannok, quien la asediaba con sus venenosas palabras:
-Cásate conmigo y todo esto terminará y juntos gobernaremos-  Le decía.
Pero Rosita asqueada por tan vergonzosa propuesta se negaba rotundamente a escucharle.
Y así sus días siguieron transcurriendo en aquella oscura y fría celda donde no llegaba casi la luz ni el sonido de una voz humana;  solo unos ratoncitos la acompañaban en su encierro y le daban un poco de calor, cuando cansada se echaba a dormir en las frías baldosas y sentía sus cuerpecitos tibios junto a ella. En compensación Rosita compartía el poco alimento que le daban con ellos…Un día, de la nada, apareció una tímida serpiente de ojos azules y piel jaspeada…Rosita, temerosa de que se comiera a sus amiguitos los ratoncitos, empezó a compartir  con ella también  su ración de comida …. El tiempo siguió pasando lento y tortuoso …Y un día Rosita se despertó luego de su pesado sueño y en medio de la oscuridad y vio un débil rayo de luz que iluminaba una bellísima rosa roja…Sorprendida, trató de cogerla y estiró sus brazos a través de los barrotes.
Finalmente y luego de un buen rato de esfuerzo logró alcanzarla y lloró al volver a aspirar su delicioso perfume...Fue así como una de sus lágrimas cayó sobre la serpiente y sin saber cómo, esta se transformó en una hermosa mujer de ojos azules, quien la tomo de las manos y le dijo:
-Levántate niña y al instante Rosita se vio trasportada al bello jardín de rosas rojas del castillo…
El malvado Yannok al ver que la princesita había sido capaz de salir de su encierro utilizando una magia más poderosa que la suya, se asustó y desapareció del reino para siempre....

Ilustración de mi autoría