BIENVENIDO NAVEGANTE A ESTE LUGAR PERDIDO DE MI GALAXIA

sábado, 3 de agosto de 2013

la mirada en el espejo


Ese verano Dorita no salió a pasear con sus amigas...Había descubierto el cuarto de costura de la abuela...Escondido entre pasillos olvidados y paredes carcomidas, más allá del patio, donde ya nadie iba, detrás de una insignificante puertecita, encontró el recinto más hermoso de la vieja casona..Inundado por el sol matinal, que se desdibujaba en mil colores y adornado por muchísimos vestidos que pendían de graciosos percheros, el recinto la subyugó desde el primer instante sintiendo que entraba a un lugar mágico...Cuando, más tarde le preguntó a todos en casa por ese cuarto. Todos le contestaron lo mismo... ¿Cuarto de costura?... ¿Cuál cuarto de costura niña?..Hasta la tía Alejandrina, que era la más vieja de la familia no lo recordaba y cuando trató de llevarla para que lo viera, se perdió en el laberinto de pasillos y finalmente renunció a que la tía le diera un vistazo..Por lo que la tía concluyó que la niña estaba medio zafada y que debía pasar más tiempo con sus amigas y menos tiempo deambulando como una sombra por la casa..Así que desde ese día se le prohibió ir más allá del patio. Pero ella siempre encontraba la manera de escabullirse y volver a su lugar encantado. Por lo que todos terminaron por aburrirse y dejarla tranquila……Así fue que sin hacer caso a nadie y olvidada por todos siguió yendo todas la mañanas a su famoso cuarto donde pasaba horas delante del espejo probándose vestidos y fantaseando ser una famosa actriz delante de su público...Fue uno de esos días, cuando al fondo del espejo, le pareció ver un par de ojos que la espiaba..Al comienzo creyó que había alguien más en la habitación, pero luego de buscar por todos los rincones y cerciorarse que no era así, terminó por pensar que su imaginación le había jugado una mala pasada...Pero cuando al día siguiente vio un chico que la saludaba a través del vidrio, se asustó...Pero el susodicho personaje la tranquilizó diciéndole que no era nada raro lo que sucedía… Que vivía al otro lado del espejo y que estaba feliz de ver a alguien después de tanto tiempo de soledad. ..Y luego agregó... ¡Ayúdame!- ¿Cómo? preguntó Dorita… Desliza tu mano por el espejo...le contestó el chico.- Pero no puedo-. -Sí puedes.…Dorita cerró sus ojos y tocó suavemente el cristal que cedió y entonces sintió que unos dedos largos y fríos tocaba su piel y se aferraban a ella...Y todo empezó a dar vueltas y vueltas a su alrededor .Cuando finalmente abrió los ojos, vio al chico del espejo parado junto a ella con una amplia sonrisa de agradecimiento, dibujada en su rostro...Desde ese día se hicieron buenos amigos y todas las mañanas se encontraban para conversar y jugar ...Ella se ponía sus vestidos y él aplaudía y reía encantado y Dorita sentía que él era su gran público. .Otras veces ponían música y bailaban viejas canciones quejumbrosas. Así la semana pasó y el domingo llegó..Era el cumpleaños del primo Raúl y Dorita acudió a la reunión y después de mucho tiempo se divirtió con sus primos y amigos...El tiempo pasó sin que se diera cuenta y ya casi al anochecer, se acordó de su amigo del espejo y le dió pena haberlo abandonado. Sin pensarlo dos veces corrió al cuarto de costura...Y cuando abrió la puerta; encontró el cuarto casi a oscuras, sólo bañado por la luz pálida de la luna y le pareció más lúgubre y descuidado que de costumbre...Hasta los percheros en las paredes lucían viejos y oxidados y los vestidos parecían llenos de polvo..Aquella visión la sobresaltó y desesperada buscó a su amigo. Pero solo vió a un hombrecito sucio y decrépito sentado junto al espejo..Lo miró asustada y él le sonrió con sus dientes carcomidos al tiempo que la cogía por la muñeca, con sus dedos huesudos de uñas afiladas...Espantada se soltó como pudo de aquellas horribles garras y corrió y corrió a mil por los pasillos quejumbrosos hasta llegar a su cuarto…
Esa noche se durmió jurándo nunca más volver al cuarto de costura...

ilustración..pintura de Berthe Morisot


9 comentarios:

Anónimo dijo...

q miedooo!! muy interesante! felicitaciones :) michi

Anónimo dijo...

qué loca fantasia o realidad..moraleja no hay que confiar en quien no conoces...saludos sebastian

Anónimo dijo...

vaya susto el de la niña.mejor hubiera escuchado a su tía.buena historia.sigue escribiendo.chau!!gloria

Gloria cecilia Tamayo Escobar dijo...

Ay tata me encantó este cuento me recuerda un suelo mío muy recurrente en el que encontraba un cuarto muy parecido, pero claro sin el chico del espejo.
Me inundaba una especie de nostalgia al despertar y pienso entonces que tal vez era mi deseo inconsciente de algo que quisiera recuperar, no se, en todo caso leerte hoy ha sido el reencuentro con cosas que me emocionaban mucho, tanto como tu bello cuento.
Te quiero, me gusta mucho el remanso fesco se esta casa.

Gloria cecilia Tamayo Escobar dijo...

Tata te dejé un comentario que no se a donde se ha ido, en todo caso, quiero que sepas que leerte ha sido hoy como estar cerca de ti Te quiero.

Anónimo dijo...

Hermoso ccuento me encanto

Anónimo dijo...

HOLA ME GUSTU MUCHO ESTE CUENTO, Y ESTA MUY PADRE, ME GUSTA TODO LO MISTERIOSO, SOLO TENGO UNA PREGUNTA, ¿LOS CUENTOS ACABAN ASI COMO SE VEN EN LA PÁGINA O TIENEN CONTINUACION? PORQUE ESTE DE LA MIRADA EN EL ESPEJO, TERMINA EN QUE VE A UN ANCIANO EN UNA SILLA Y NUNCA MÁS VUELVE A EL CUARTO DE COSTURA,SUPONGO QUE EL ANCIANO ES EL NIÑO VERDAD, SOLO QUERIA SABER ESO, GRACIAS Y SALUDOS Y FELICIDADES

Denise Makedonski dijo...

RESPONDIENDO A TU PREGUNTA ANONIMO, LOS CUENTOS DE ESTE ESPACIO TERMINAN ASÍ.EN REALIDADA TODOS CONTIENEN UNA ESPECIE DE SABIDURIA POPULAR.LA MIRADA EN EL ESPEJO NOS HABLA DE LAS APARIENCIAS, QUE MUCHAS VECES NOS ENGAÑAN. ESPERO HABER CONTESTADO TU PREGUNTA. SALUDOS

Anónimo dijo...

¿Cómo? No entendí, ¿qué era el niño?