BIENVENIDO NAVEGANTE A ESTE LUGAR PERDIDO DE MI GALAXIA

jueves, 31 de octubre de 2013

Cuento de Halloween


La neblina caía como un fino velo gris sobre el malecón y se hundía en el mar… En la angosta vereda, una frágil figura de niña se deslizaba lentamente entre la bruma sintiendo que el frío golpeaba con fuerza su rostro y se metía entre los pliegues de sus ropas. La pequeña pensó que tenía que encontrar rápido un taxi o algo que la sacará de aquel lugar desolado, pero no se veía ni un alma por los alrededores...En su cestita micifuz dormía plácidamente mientas ella empezaba a perder la calma..Cuando de pronto vio que un auto blanco con lunas negras se detenía  delante de ella y una cara macilenta aparecía en la ventanilla..¿A dónde vas nena?-Le preguntó-..La niña le dio las señas y el hombre respondió con voz ronca que subiera que la dejaría cerca... Luego de dudar durante unos segundos ante tal ofrecimiento, subió al auto y se acomodó como pudo en el asiento trasero...Sintiendo de nuevo el ronroneo de micifuz y el calorcito de la calefacción empezó a adormilarse, cuando la voz ronca del desconocido la sobresaltó...Por cierto me llamo Ramón.. Le dijo y añadió..¿Y qué hace una nena tan linda como tú sola por estos lugares?-..Llevando a mi gatito a la veterinaria-..Le contestó la niña tímidamente.- ¿Y tu mamá no debería acompañarte? Bueno es que está de viaje- Pero es peligroso que andes sola por la calle..Sentenció el hombre antes de concentrarse nuevamente en la ruta...Durante un  rato el viaje siguió tranquilamente su curso; el auto deslizándose silencioso por la pista y el ruido de las olas chocando  con los acantilados, como única melodía; hasta que de pronto, en una cerrada curva, un fuerte estrépito los hizo saltar de sus asientos..Diablos parece que chocamos con algo.-.Gritó furioso el chofer, mientras se bajaba a examinar los daños..Al rato volvió diciendo que tenían que caminar..Parece que caímos mal en un hueco..Debemos pedir ayuda..Felizmente acá cerca hay un sitio que conozco..Ya empezaba a anochecer y la niebla se hacía cada vez más espesa, así que con dificultad llegaron hasta una alta edificación en medio de la nada..Adentro también reinaba la oscuridad..Es que no hay electricidad en todo el sector, oyó que le decía el encargado de la portería a Ramón, que al rato volvió con un mechero y le dijo que debían pasar la noche allí..No hay manera que arreglen el auto hasta mañana..Concluyó..Subieron por una ancha escalera de madera que crujía a su paso y se instalaron en un cuartito del tercer piso..Tú quédate en la cama. yo me las arreglaré en el sofá..La niña obedientemente se sentó encima de la fría colcha viendo como el desconocido sacaba un enorme pedazo de pan y un oloroso salchichón que empezó a cortar con un filudo cuchillo...Bajo la mortecina luz del lamparín a la niña le pareció ver el rostro del tío que la maltrataba constantemente y no la del hombre que la acompañaba..Un escalofrío la recorrió y abrazó fuertemente a Micifuz, que con su piel sedosa y calientita la reconfortó de nuevo..Abajo el sonido de un viejo reloj dio la hora y el conserje se estremeció en su silla .El tiempo pasó lentamente y cuando los primeros rayos de sol entraron por la rendija de la ventana, la pequeña salió silenciosamente de la habitación sin mirar atrás..Se quedó debajo de la escalera por un  buen rato hasta que vio que aclaraba completamente, entonces se dirigió hacia a la puerta trasera..Cuando pasó por el ancho vestíbulo vio que el encargado de la conserjería hablaba con un oficial de policía.
.¿Y en qué circunstancias lo encontró? .Decía el policía con voz autoritaría..El señor me pidió que lo despertara temprano para que arreglaran su auto...Contestó medio asustado el conserje...Y hace un rato entré a despertarlo y lo encontré en medio de un charco de sangre..Parece que lo degollaron mientras dormía..Pero yo no escuché nada..¿Y vino solo?.Insistió el oficial...Ayer se fue la luz y estaba muy oscuro cuando llegó..Aunque creo que lo vi con una niñita..Pero no estoy muy seguro..Concluyó el hombrecito..
En la entrada la niña siguió su camino y se escabulló por la puertecita de atrás...Salió por un estrecho callejón y allí se paró un momento cerca de un bote de basura; entonces cerciorándose de que nadie la estuviera viéndo; sacó de la cestita del gato un paquete mal envuelto, que dejaba ver un cuchillo ensangrentado y lo echó a la basura..Luego se fue caminando hacia la carretera acariciando a su gatito y pensando que debía buscar a alguien que la sacará de aquel lugar perdido..

ilustración..Margaret Keane

6 comentarios:

Anónimo dijo...

un final aterrador. saludos michel

brian martinez dijo...

Que buena historia, mi mente interpreta que no todo ser divino esconde rosas debajo de sus ojos, cada ser humano esconde una parte oscura que algunos deciden despertar.

Anónimo dijo...

El final menos esperado... no todo lo que parece es, ni lo que brilla es oro... jojojoj
Muy bueno! y la segunda parte? jajja
Michi

Anónimo dijo...

Que padre

Anónimo dijo...

Que triste final pero muy bueno

Ros dijo...

Si que me sorprendiò el final, buena historia gracias por compartir su talento!!!! :)