BIENVENIDO NAVEGANTE A ESTE LUGAR PERDIDO DE MI GALAXIA

lunes, 11 de diciembre de 2017

Ecos




Fue una tarde o una mañana, ya no lo recuerdo bien. Pero si recuerdo aquella sensación de ahogo que de pronto, como una fuerza desconocida me presionó el pecho....Asustada dejé de pintar y busqué la botellita de agua que siempre tenía a mano entre mis pinceles  y apuré un trago..Miré el cuadro que estaba pintando, un paisaje nocturno algo siniestro, donde una luna amarillenta brillaba a través de una ventana opaca..Y en medio de la oscuridad una mujer de esponjosa bata recorría un largo  pasillo..Casi podía sentir la madera del piso crujir bajo sus pies y miles de imágenes vinieron a mi mente como flashes...
 Había pasado mi niñez en un lugar muy parecido al de mi cuadro...Una enorme casa victoriana,  de largos pasillos y grandes ventanales; que se erguía en medio de una naturaleza agreste y salvaje..Pero contrarianente al entorno,  había sido una época feliz,  de gratos recuerdos con los primos y los tíos; pero también de terribles sucesos que oscurecieron mi vida y me obligaron a huír de aquel lugar... Todo había empezado cuando los tíos decidieron tomarse unas vacaciones...
- Ya son niños grandes y pueden cuidarse solos- Nos dijeron- Además se quedan con Eulalia-..
Eulalia era nuestra nana desde que teníamos pañales...También déjenme aclararles que vivía con los tíos desde muy pequeña, mis padres habían muerto en un accidente y casi no los recordaba...
Así pues los tios se fueron de viaje y  nos quedamos al cuidado de la nana..
Y una tarde  Jerome, el mayor de mis primos, nos sorprendió con el cuento de que había visto extrañas plantas y árboles posesionarse de nuestro jardín..  ..Claro que nos reímos de él, pués sabíamos que era muy dado a la exageración y a la tragedia; quizás influenciado por sus lecturas favoritas de misterio gótico..Así que decidimos ignorarlo y seguir con nuestras ocupaciones...Pero ya al anochecer, nos dimos cuenta que faltaba, Marie la más pequeñita de todos y empezamos a buscarla por toda la casa....Sin mucha suerte por cierto, a lo que agotados y desanimados nos sentamos en el porche de la casa, con la esperanza de que regresara del jardín o de dónde se hubiera refundido....Pero las horas pasaron y ella no apareció...Sería ya la medianoche cuando decidimos buscarla más exhaustivamente ...¿Cómo podíamos irnos a dormir sabiendo que nuestra pequeñita estaba desaparecida?...
Así fue que nos encaminamos hacia el jardín, pero en cuanto pusimos un pie en él,  sentimos que la caótica naturaleza que rodeaba la casa de pronto parecìa haber cobrado nueva vida y ahora se erguía más desafiante y poderosa que nunca...Y bajo aquella luna redonda y brillante, parecía un ser venido de sabe dios que mundo, para devorarnos sin piedad ..Esa misma idea entró en todas nuestras cabezas y  nos hizo temblar de terror..Caminamos largo rato entre la maleza,  viendo como los arbustos se movían amenazadores a nuestro alrededor, cerrandose  peligrosamente a nuestro paso...Como si toda esa agreste, pero pacífica naturaleza, de repente se hubiera puesto en pie de lucha...Gritamos el nombre de Marie, hasta quedar afónicos, pero nuestros gritos se perdían en ecos que chocaban con los troncos y arbustoss y nadie nos respondía...
Poco a poco y casi sin darnos cuenta fuimos internándonos más y más en ese lugar, ya casi desconocido para nosotros y llegamos finalmente hasta una especie de claro de aquel bosque...Entonces volvió a retumbar en nuestras cabezas una voz desconocida y amenazadora... Asustados empezamos a correr en todas direcciones, pero ya era demasiado tarde,  de pronto  la tierra se abrió a nuestros pies  y  empezamos a caer vertiginosamente en un precipicio sin fin... No sé por qué milagro divino o infernal, en el último instante me aferré a una inesperada rama de árbol y me quedé colgada allí, viendo como los  demás caían en aquel oscuro e infinito abismo...
Y ese es el último recuerdo que tengo de esa noche..Más tarde me veo en mi taller pintando este cuadro; mientras  siento crujir las maderas del piso y la luna me mira a traves de los  vidrios opacos de la ventana y siento esa opresión en el pecho y revivo de nuevo aquella  pesadilla...


Ilustración de mi autoria

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial como siempre amiga...saludos eylen

Anónimo dijo...

No entendí bien, era un sueño o de verdad pasó.
Por lo demás me gustó mucho la narrativa.

Sueños de arena dijo...

Me encanta el suspenso en que nos mantiene tu historia.
Eyleen

stephany castro dijo...

Me encanto

Anónimo dijo...

Me gustó mucho, seguí escribiendo

Anónimo dijo...

Me gusto la historia

Unknown dijo...

Y el bebe?

Anónimo dijo...

Escribís muy bonito. Seguíd escribiendo historias así. Mucha suerte.

Anónimo dijo...

Escribís muy hermoso. Vuestra historia me encantó.

Unknown dijo...

Me encanto👍😮😭