BIENVENIDO NAVEGANTE A ESTE LUGAR PERDIDO DE MI GALAXIA

viernes, 28 de octubre de 2022

El Encuentro...Cuento de Halloween


 Mi historia debería haber comenzado la noche que se me apareció el maligno, o el diablo, o lucifer como querais llamarlo. Fue en ese preciso momento, entre el sueño y la vigilia  que sentí un calor placentero recorriendo mi cuerpo y llevándome a  una especie de climax que me paralizó y  me volvió esclava de su voluntad ..Pero en realidad mi historia empezó muchos años atrás, cuando siendo apenas una niñita pensionada en el colegio de las monjas, una noche de luna me desperté llamada por una voz seductora y una imágen encarnada en la pared...Asustada miré a mi alrededor y solo pude percibir las siluetas de  mis compañeras de habitación durmiendo placidamente, entonces me atreví a preguntarle, en mi inocencia infantil; ¿quien era y qué quería? y la sombra me respondió: A TI...Aquella voz y aquella respuesta lejos de asustarme me hizo rechazarle, ya que en mí estaba fresca la imágen del dios bondadoso que veía todos los días en los libros de catecismo y en las misas que a diario asistía..Pero años después lejos del convento y con la amargura de todos los reveses con que la vida había golpeado mi existencia, no fuí tan categórica para negarme a él, y me dejé abrasar por el calorcito reconfortante que me envolvía y me alejaba de todos los sinsabores de mi vida.. Así fué  que pasé una noche alucinante llena de felicidad y placer, que no recordaba haber tenido en mucho tiempo y quizás nunca...A la mañana, siguiente cuando desperté creí haber tenido el sueño más marvilloso de mi vida, pero cuando volteé la cara vi el rostro sin vida de mi esposo..Desesperada llamé a urgencias e inclusive vino la policía..Pero todos dijeron que había sido una falla del corazón...A los pocos días me llamaron de la notaria y me hicieron dueña de una tremenda cantidad de dinero, de un seguro de vida que no sabía que mi marido tenía...Así pasaron los meses y otra vez una noche desperté acariciada por ese calorcito reconfortante y lejos de rechazarlo volví a sumergirme en él y gozar como nunca de ese sublime placer..Ah cuánto gocé esa noche, sola entre mis sábanas acariciada por aquella luz roja incandescente y sintiendo el fuego recorrer mis entrañas...Amaneció lluvioso, como queriendo aplacar mis ardores, pero cuando sonó la musiquita de mi celular una voz desconocida me anunciaba la muerte de mi única hermana...Luego del entierro me dijeron que yo era la única beneficiaria de su testamento..Y así me fui a vivir a su amplia y cómoda casa en las afueras de la ciudad, dejando atrás el chalecito que compartía con mi marido y que hasta ahora no me había decidido a dejar...El tiempo pasó y borré de mi memoria la coincidencia de esas lujurias nocturnas y la muerte de mis seres queridos...Decidí disfrutar de mi suerte y olvidar mis temores..Así fue que empecé a ayudar a mi prima con la campaña de su esposo, que se presentaba como concejal en su comunidad...Todo iba de lo mejor y yo me enfrasqué tanto en ayudar, que todos en el comité me veían con buenos ojos...En mi inocencia yo sentía que estaba contribuyendo con mi ciudad..Pero fue el hecho que una semana antes de las elecciones, un atardecer que llegué agotada a casa después de tanto trajín me quedé dormida frente a la tele..Al poco rato volví a sentir que mi cuerpo se relajaba,que mi mente se vaciaba y mi cuerpo invadido por el calor empezaba a flotar en medio de la habitacion...Arullada por mil sensaciones deliciosmente placenteras y casi al borde de un completo extásis y con la pocas fuerzas que me quedaban susurré; ¿y ahora qué vas a querer de mí? ...Escuché una risa sardónica como respuesta...El placer se acentuó como nunca y ya no supe de mí...La jornada siguiente se presentó atareada pero yo feliz me zambullía en todo ese quehacer y más feliz aún que nada malo había pasado, pero serían como las tres de la tarde cuando nos golpeó la noticia; el esposo de mi prima, el candidato a concejal, había sufrido un desafortunado accidente muriendo en el acto..Casi me caigo de la impresión, pero los compañeros de campaña lo atribuyeron a mi cercanía familiar con él...Se debatió toda la tarde y al ver que no se sabía por quien reemplazarlo y al haber estado yo tan cercana a él y tan imbuida de sus planteamientos, decidieron que yo iría en su reemplazo..Asustada y sin saber que decir acepté...Una semana después ganaba las elecciones como concejal...Desde ese momento empecé a sentir que vivía con una espada de Damocles sobre la cabeza, temiendo dormirme, pero a la vez deseando aquel fuego que me hacía sentir tan viva.


Ilustración:   imágen de mi autoría

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Da miedo.. 😖

Anónimo dijo...

Buenísimo!! Escalofriante .. oscuro.. muy buen cuento de Halloween.

Anónimo dijo...

Pobre señora :/ nunca podrá dormir… excelente cuento, da para una segunda historia