BIENVENIDO NAVEGANTE A ESTE LUGAR PERDIDO DE MI GALAXIA

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Un Extraño Encuentro




Luego de una etapa de mucho trabajo y stress decidí tomarme unas merecidas vacaciones y así fue como aterricé en aquella bulliciosa ciudad.. .Porque déjenme decirles que eso de la tranquilidad del campo no es para mí, soy un animal de cemento y ajetreo..Aunque paradójicamente siempre esté descontenta con tanto ruido... Pero qué le vamos a hacer, así somos los humanos de contradictorios...Pero volviéndo a nuestra historia, llegué a aquella mítica urbe de enormes rascacielos y luego de instalarme debidamente en un hotel no muy caro, pero bastante cómodo y de buen ver, me fui a dar vueltas por allí y casualmente me topé con un agradable restaurancito, donde ofrecían comida casera y buen vino...De lo que di buena cuenta y cuando ya estaba por retirarme sentí una mano sobre mi hombro ; enseguida todo mi ser se puso en guardia y ya iba a reaccionar de la peor manera, cuando una voz armoniosa me tranquilizó:
-hola!!..¿ no te acuerdas de mí?...Nos conocimos en tu expo de hace dos años..
Unos rasgos adecuados a aquella agradable voz se perfilaron ante mis ojos y lejanos recuerdos de una exposión vinieron a mi mente..
-Soy Dolores..Dolores del Risco- Insistió ella con su agradable voz..
Y la verdad es que por más esfuerzos que hacía, su rostro y su persona se perdían en una nebulosa de recuerdos difusos.,Pero ella siguió hablando de aquella exposición como una fiesta del color y creatividad..Al cabo de un rato de escucharla y bastante cansada y con muchos deseos de irme a dormir; pues el ajetreo del viaje y el dulce vinito empezaban ya a hacer su efecto, traté de zafarme de la mejor manera de la tal Dolores; pero sin mucha suerte, así que finalmente me vi con la casi obligación de acompañarla hasta su casa..
AL entrar en su piso , ubicado en un cuidado edificio; una extraña sensación de soledad y vacío me invadió...Dolores, ajena a mi sentir y muy obsequiosa, se ofreció a hacerme un tour por su apartamento; lo que no hizo más que enfatizar mi primera impresión....Ya que allí todo, muebles y enseres relucían como recién salidos de una tienda por departamentos, acentuando la sensación de ausencia de vida y calor humano.. ..
Durante largo rato nos entretuvimos charlando en su pequeña terracita, y mientras ella fumaba cigarro tras cigarro, yo me distraje mirando el ir y venir de la gente, que envuelta en la sedosa niebla del atardecer parecían curiosas figuras fantasmales
Ya entrada la noche quise regresar a mi hotel, pero Dolores me propuso un último brindis
-Porque tengo un pisco riquísimo que me acaba de llegar de Perú- Dijo
sacando una graciosa botellita y sirviendo dos copitas..Luego de un simpático brindis apuré el contenido de la copa y me dispuse a despedirme, cuando de pronto todo me dió vueltas y sentí que caía sobre algo duro..No sé cuánto tiempo pasó; pero al despertar ya una luz blanquecina entraba por el amplio ventanal...Asustada y algo adolorida me levanté y empecé a buscar a mi ocasional amiga...Y finalmente la encontré en su dormitorio, echada en su enorme cama, con su frágil y menuda figura perdida en un charco de sangre...Sin saber qué hacer y sintiéndome  desbordada ante tal situación, quise salir de allí lo más rápido posible,  pero al tratar de abrir la puerta, me di con la sorpresa de que estaba cerrada con llave..,Desesperada me puse a buscar las llaves, primero sin mucha suerte, hasta que luego de hurgar en todas partes, las encontré en el bolsillo de la muerta...
Al salir de aquel lugar, deambulé largo rato como un zombi entre la gente, sin  entender nada de lo que había pasado....Y olvidando por un momento los motivos que me habían traído a esta lejana ciudad....

Ilustración: Loui Jover


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta chevere.

Anónimo dijo...

Qué loca historia!!

Anónimo dijo...

Esta cool

Anónimo dijo...

Esta cool

Anónimo dijo...

Me encanto

Unknown dijo...

Bien

Unknown dijo...

Genial historia